• Slider Image
  • Slider Image
  • Slider Image
  • Slider Image

YouTube

Nuestra principal actividad es enseñar, exponer y divulgar lo que dice la Palabra de Dios. En estos videos encontrarás nuestras reflexiones y charlas sobre la misma.

¡Entra en el canal!

No hay nada nuevo bajo el Sol

Vivimos en un mundo vertiginoso, la ciencia avanza rápidamente y nos invaden las noticias sobre nuevos descubrimientos técnicos y genéticos.
Todas estas informaciones apuntan a que se va a conseguir mejorar la vida de las personas para evitar o curar enfermedades o para mejorar la especie.
Pero, en realidad, lo que hoy es nuevo, mañana ya está obsoleto y continuamos en una búsqueda frenética para intentar suprimir totalmente las enfermedades, la vejez, es decir, no morir.

Hace muchos años, un sabio dijo lo siguiente:

“¿Qué es lo que fue? Lo mismo que será. ¿Qué es lo que ha sido hecho? Lo mismo que se hará; y nada hay nuevo debajo del sol”. Eclesiastés 1:9

Por muchos cambios, mejoras, innovaciones, descubrimientos que el hombre haga no podrá cambiar el hecho de que tendremos que morir sí o sí.

En un principio, el hombre no estaba destinado a morir; pero por causa de desobediencia, la muerte entró en el mundo y todos pasaremos por ella. La diferencia está en que algunos hemos creído que una persona llamada Jesús pagó el precio por nuestra desobediencia y moriremos sí, pero sabemos que un día resucitaremos para vivir eternamente con Él. Por desgracia, para otras personas no será así, resucitarán sí pero estarán eternamente condenados.

“Y muchos de los que duermen en el polvo de la tierra serán despertados, unos para vida eterna, y otros para vergüenza y confusión perpetua”. Daniel 12:2

Y tú, que lees esto, ¿sabes cuál será tu destino en la resurrección?

La soledad

Este fin de semana hemos contado con la visita de Javier Álvarez, de Alcalá de Henares, en Madrid, que ha tratado con nosotros el tema de La Soledad. Han sido tres interesantes sesiones de las que puedes descargar el audio a continuación:

Sesión 1
Sesión 2
Sesión 3

TRAPPIST-1

En el mes de febrero en los diferentes medios de comunicación nos dieron una noticia realmente sorprendente. A “tan sólo” 39 años luz de la Tierra los científicos encontraron un sistema solar muy similar al nuestro, cuya estrella es la llamada TRAPPIST-1. Se trata de una estrella enana roja y como ella hay millones y millones en nuestra galaxia, pero lo que la hace diferente es que alrededor de ella giran, al menos, siete mundos parecidos al de la Tierra.

Thomas Zurbuchen, uno de los responsables del Departamento de Misiones Científicas de la NASA, declaraba que este descubrimiento es una pieza clave para poder responder a la pregunta “¿estamos solos?”. Sin embargo, esa pregunta ya fue contestada desde hace muchos siglos.

En la Biblia el Salmo 8 dice: “Cuando veo tus cielos, obra de tus dedos, la luna y las estrellas que tú formaste, digo: ¿Qué es el hombre, para que tengas de él memoria, y el hijo del hombre, para que lo visites?” Y es que lo más asombroso es que en esta inmensidad de Universo en el que vivimos, y del que sabemos tan poco, Dios haya tomado la iniciativa de venir a este mundo.
Como dice Juan en su evangelio hablando de Jesús (capítulo 1): “Todas las cosas por él fueron hechas, y sin él nada de lo que ha sido hecho, fue hecho. En él estaba la vida, y la vida era la luz de los hombres. Aquella luz verdadera, que alumbra a todo hombre, venía a este mundo. En el mundo estaba, y el mundo por él fue hecho; pero el mundo no le conoció. A lo suyo vino, y los suyos no le recibieron. Mas a todos los que le recibieron, a los que creen en su nombre, les dio potestad de ser hechos hijos de Dios.”