• Slider Image
  • Slider Image
  • Slider Image
  • Slider Image

YouTube

Nuestra principal actividad es enseñar, exponer y divulgar lo que dice la Palabra de Dios. En estos videos encontrarás nuestras reflexiones y charlas sobre la misma.

¡Entra en el canal!

Familias Felices

Rodeados de tantos casos de familias que se rompen o ya ni empezaron con buen pie, es difícil creer que puede haber familias realmente felices.

La familia es donde crecemos en todos los sentidos y nos sentimos “como en casa”. Por muchas razones esto no es siempre así, y aunque sabemos que la familia “ideal” o “perfecta” no existe, sí que podemos aspirar a la felicidad, ya que no hace falta que todo sea perfecto para que podamos ser felices.

Debemos aprender a disfrutar unos de los otros, perdonar cuando sea necesario, pensar más en los demás y no tanto de forma egoísta, ser agradecidos y generosos… muchas veces sólo se trata de una suma de acciones no tan complicadas.

Todo esto viene reflejado en un “manual de instrucciones” tantas veces olvidado, que nos indica cómo encontrar la verdadera felicidad: La Biblia, donde aparecen las palabras y consejos de nuestro Creador, quién mejor que él para indicarnos qué es lo que funciona.

Un sabio consejo: “Si alguna vez os enojáis, que vuestro enojo no llegue hasta el punto de pecar, ni que os dure más allá de la puesta de sol” Efesios 4:26 (La Palabra)

A través de la Biblia nos podemos dar cuenta de que por naturaleza somos un poco rebeldes, y que sólo con la ayuda de Dios las relaciones llegan a buen puerto, cuando dejamos que Él nos guíe.

No pierdes nada por intentarlo. Si alguien te dice que algo funciona porque lo experimentó, ¿no le darías una oportunidad?

Keila Vila Figueirido

Nuestras Metas

Esta semana, Abel Vila nos plantea una importante pregunta para la que necesitamos reflexionar antes de contestar: ¿Cuáles son las metas en nuestra vida?

Puedes descargar el audio de la exposición aquí.

La Hormiga y el Verano

Llega Junio, llega el verano. Se acaban las clases. Empiezan las vacaciones.

Regresan los días de playa. Una escapada al río, una ruta en la montaña. Viene el buen tiempo, vienen los días de calma.

Para muchos, las ansiadas vacaciones; para otros, tener que trabajar. Pero aunque haya que trabajar, por las calles se percibe otro tono: más alegría, más felicidad.

Es un tiempo que sirve para desconectar y para hacer aquello que durante el resto del año resulta más complejo. Un fin de semana en el pueblo. Una semanita de turisteo. Tomar algo con los amigos. Dar un paseo hasta tarde. Despertarse tarde.

Pero, ¡atentos! No debemos descuidarnos. Es en verano, además de en Navidades, la época en la que más se gasta y menos atendemos a nuestros bolsillos, a nuestra economía.

En Proverbios 6:6-8 se nos da una clave a la cuál haríamos bien en hacer caso:

¡Anda, perezoso, fíjate en la hormiga! ¡Fíjate en lo que hace, y adquiere sabiduría! No tiene quien la mande, ni quien la vigile ni gobierne; con todo, en el verano almacena provisiones y durante la cosecha recoge alimentos.

Sabio consejo, no descuidarnos en verano que es cuando más pereza nos da y menos nos preocupamos por nuestros ahorros.

¡Buen verano!

Efraín Rajoy